5 claves que ayudan a obtener liquidez a una PYME

Una empresa no mide tiene que medir su éxito a través del dinero que gana, sino también de cómo lo gestiona una vez lo ha ganado. Es por eso, que hay que saber gestionar de forma adecuada la tesorería de una empresa e invertir de forma adecuada esos beneficios que tanto ha costado conseguir.

Pero gestionar la tesorería no es tarea fácil, de hecho, uno de los problemas que mantienen en vela por las noches a los emprendedores o propietarios de PYMES es la falta de liquidez. Este dato es importante porque dará a conocer al emprendedor si su empresa está en camino de extinción o por lo contrario, creciendo exponencialmente. Es por eso que en este artículo hablaremos de las distintas formas que un negocio tiene para obtener liquidez y evitar las tensiones de tesorería.

Para empezar, es importante realizar previsiones de tesorería para detectar posibles necesidades de liquidez. Es posible que, sin realizar estas previsiones, la empresa pueda encontrarse con este problema y no poder prevenirlo a tiempo, obligando así a cerrar la empresa. Es por eso que debemos anotar siempre nuestros ingresos y una estimación de ventas, a la vez que se tiene en cuenta todos los pagos de la empresa.

Ahí reside la importancia de la tesorería de la empresa, con un buen manejo de esta te permitirá saber cuánto hay que ahorrar para que el negocio se resienta lo mínimo en estas etapas. Las previsiones deben incluir todo tipo de gastos que pueda haber en el negocio sin olvidar ninguna; los salarios de los empleados, las tasas, etc.

De esta manera, hay que estar atento de la fecha de caducidad de todas las facturas que tenemos y poder contar con tiempo a la hora de alertar a los clientes, como las facturas vencidas, y marcar un plan de cobro. También puede funcionar realizar un anticipo de facturas o en el caso de ser un pagaré, un descuento de pagarés. En ese caso, también debemos estar atentos a las condiciones de pago de los clientes, manteniendo las mismas a aquellos que sí las cumplen y dejando el pago en efectivo para los demás.

En el caso del pago a proveedores, se pueden retrasar los tiempos para disponer de liquidez inmediata y en cualquier momento para tu empresa.

Estos beneficios se pueden obtener a la hora de pactar las condiciones con la entidad financiera con la que pactas las condiciones de contrato o también buscando soluciones, ya que los proveedores te pedirán cobrar su importe lo antes posible.

A la vez, es muy importante tener en cuenta los activos de tu negocio ya que son aquellos que se podrán convertir en liquidez en cualquier momento, pero en general, es mejor no contar con ellos. En caso de extremada urgencia siempre se puede recurrir a quitar algún depósito como es el caso del servicio de descuento de pagarés.

Otra opción que vale la pena de mejorar es la de optimizar el stock de los productos al máximo. De esta manera, el negocio evitará que en ningún momento no se encuentre sin ningún pedido sin cubrir y que se termine gastando más de los previsto por ese momento.

Como has podido notar y leer en este artículo, actualmente hay muchas maneras y estrategias clave que te permitirán mejorar la ratio de tu empresa, tan sólo necesitarás un poco de previsión y calcular de buena manera todas las variables que estén a tu alcance.

¡Si sigues paso a paso estos puntos clave y ya verás como conseguirás sanear tus cuentas!