Banco Santander permite el pago contactless con Mastercard con el smartwatch Fitbit Ionic

Los clientes de Banco Santander podrán añadir sus tarjetas de crédito o débito Mastercard al smartwatch Fitbit Ionic a través de una aplicación que permite realizar pagos ‘contactless’ acercando el dispositivo al terminal punto de venta (TPV) sin necesidad de llevar la cartera o el móvil encima.

Según han informado Santander y Mastercard en un comunicado conjunto, el nuevo smartwatch Fitbit cuenta con el sistema ‘Fitbit Pay’, una plataforma que permite realizar pagos contactless al asociar una tarjeta de crédito o débito al dispositivo.

En el momento en el que se realiza la transacción, Mastercard genera un único número alternativo o token que sustituye al número de tarjeta de 16 dígitos, lo que supone una vía segura de procesar pagos sin exponer datos bancarios o crediticios reales, según explica Santander.

Esta plataforma de tokenización de Mastercard permite que la información de la tarjeta del usuario nunca se revele ni se comparta con los comerciantes ni con Fitbit. Además, el usuario del nuevo sistema de pago deberá introducir un PIN que protege todas las transacciones, una característica que añade un nivel de seguridad adicional.

“Estamos ofreciendo a nuestros clientes las mejores experiencias en el mundo de los pagos, con productos y servicios que cumplen todos los requisitos de seguridad y sencillez de uso y que se adaptan a los hábitos de vida”, ha señalado al respecto el director de desarrollo de producto de Santander España, Carlos Palacios, que subraya que el objetivo de la entidad es que los clientes puedan relacionarse con el banco “cómo y cuándo quieran, de la forma más sencilla posible”.

Por su parte, el director de pagos digitales de Mastercard España, Alberto López, asegura que el anuncio supone “un paso más” en el camino hacia la convergencia de los pagos emprendido hace unos años por Mastercard, “haciendo posible que cualquier dispositivo conectado a internet sea un medio de pago “cómodo y sencillo” y, sobre todo, “seguro y fiable”.

“Gracias a este acuerdo con Banco Santander y Fitbit logramos que el proceso de pago quede plenamente integrado en la vida cotidiana de los usuarios de Fitbit Ionic con un simple movimiento de muñeca”, ha agregado.

En opinión del director ejecutivo para Europa, Oriente Próximo y África (EMEA) de Fitbit, el nuevo sistema de pago facilita realizar operaciones de pago mientras los usuarios hacen ejercicio o se desplazan, sin necesidad de llevar su móvil o cartera.