Cómo crear una empresa desde cero, según Páginas Amarillas

Es evidente que ser emprendedor hoy en día no resulta fácil, pero es una apasionante aventura. Para abrir un negocio no basta con reunir una cantidad de dinero y esperar a que los clientes acudan por arte de magia.

Son diversos los trámites a seguir, desde lo burocrático hasta lo económico y lo concerniente a una estrategia de marketing. Además, y debido a la alta competencia, no estar digitalizado es prácticamente sinónimo de no existir.

Sin embargo, no entres en pánico. La intención del post de hoy es guiarte y orientarte sobre los pasos a seguir si tienes pensando poner en marcha un proyecto empresarial.

Montar una empresa: ¿qué debes tener en cuenta?

  • Plan de empresa

Una vez se ha tomado la decisión de emprender, es necesario plasmar esta idea en un plan empresarial, que recoja principalmente: características del mercado, análisis DAFO, objetivos reales a corto, medio y largo plazo y un plan estructurado de cómo vas a lograrlos.

  • Estructura jurídica

Una vez tengamos claro el punto anterior, es necesario esclarecer qué tipo de empresa es la más adecuada crear desde el punto de vista jurídico: Sociedad Anónima, Limitada, cooperativa… Además, también hay que tener claro cuántos socios conformarán la Sociedad.

  • Escoger el nombre

Tras todo lo anterior, es el momento de obtener la Certificación Negativa del Nombre de la Sociedad (CNN), que acredite la exclusividad y la no existencia de otra empresa con el mismo nombre. Esto puede realizarse acudiendo al Registro Mercantil Central de forma presencial, a través de correo ordinario o a través de la web.

  • Capital de la Sociedad

Llega el turno de depositar la cantidad relativa al Capital Social en una entidad bancaria, que dependerá del tipo de Sociedad. Para una limitada, el mínimo serían 3.000 euros mientras que en una anónima el importe no puede ser inferior a 60.000.

  • Número de Identificación Fiscal

El paso siguiente sería solicitar el Número de Identificación Fiscal (NIF) en la Agencia Tributaria. Inicialmente obtendrás un provisional y, a los 6 meses, conseguirás el definitivo presentando las escrituras.

  • Escritura de sociedad

Con el NIF conseguido, deberás realizar la escritura pública ante notario, que incluya la firma de todos los socios.

  • Actividades económicas

A continuación, es necesario darse de alta en Impuesto sobre Actividades Económicas incluyendo la actividad que se realice, en una oficina de la Agencia Tributaria.

  • Libros de sociedades

Es imprescindible legalizar los libros de sociedades (inventarios, libros de cuentas anuales y libro diario) correspondiente a la provincia.

  • Signos distintivos

Por último, quedaría pendiente llevar a cabo el registro de signos distintivos como patentes o marcas en la Oficina Española de Patentes y Marcas antes de la puesta en marcha.

Una vez hemos realizado estos pasos, ya tendríamos formada la empresa acorde a la legalidad vigente y con la protección jurídica necesaria. Ahora es el momento de ponerse manos a la obra y centrar todos nuestros esfuerzos en alcanzar los objetivos que planteamos en el plan de empresa. Para ello, debemos decidir qué estrategias comerciales y de marketing debemos llevar a cabo: creación de una página web, acciones de marketing directo, darse de alta en directorios empresariales, estudiar la pertinencia de abrir perfiles sociales, campañas de publicidad, realización de vídeos online, campañas de email marketing, Facebook Ads o cualquier otro tipo de acción que te permita llegar a tu público objetivo.