¿Está el dinero en efectivo abocado al desuso? UniversalPay te da las clave

Que el dinero en efectivo desaparezca y nos convirtamos en una sociedad cash less es algo que todavía queda muy lejos porque somos seres de costumbres a los que nos cuesta afrontar los cambios, aunque luego la adaptación no sea tan complicada. Y olvidarnos del dinero en efectivo es algo que, como usuarios, no nos podemos permitir porque numerosos comercios no aceptan pagos digitales. Una innovación tecnológica necesaria para ofrecer diferentes formas de pagos y por la que UniversalPay trabaja y considera importantísima para mejorar la experiencia de pago de los usuarios.

Es prácticamente imposible alcanzar una sociedad sin dinero en efectivo, pero lo que ya es una realidad es que los pagos con tarjeta aumentan con el paso del tiempo. Según datos del Banco de España, el número de tarjetas en nuestro país es superior a 78 millones, siendo 51 millones las de crédito y 26 millones las de débito. Se supera, así, el máximo marcado en 2008, momento en el que se registraron 77 millones de plásticos en circulación en España. Los datos demuestran que la sociedad hace un mayor uso de las tarjetas y que también realizan mayores pagos con ellas.

En el tercer trimestre de este año se han registrado ya más de 885.000 operaciones superando los 35 millones de euros gastados. De esta forma comprobamos cómo se cumple la tendencia de que el dinero de plástico tiene más cabida en nuestra sociedad, aunque va alcanzando posiciones poco a poco. El número de operaciones realizadas ha aumentado en un 12,08% con respecto al mismo periodo de 2016 y el importe también ha subido un 8,25% comparándolo con el tercer trimestre del año anterior.

La tecnología ya no es el motivo por el que las personas eligen el efectivo por encima del dinero de plástico, ya no existe la barrera tecnológica por la que muchos usuarios creían que se ponía en peligro su seguridad e información personal. Y hay que aprovechar este cambio de mentalidad, porque los pagos digitales no son peligrosos, no lo son si se aplican los criterios necesarios que garanticen un equilibrio entre la seguridad y la facilidad en la experiencia de pago. UniversalPay utiliza la tokenización para proteger los pagos de los clientes.

Aunque todavía es impensable una sociedad sin dinero en efectivo, como pasarela de pagos, UniversalPay, se esfuerza en que el pago con tarjeta sea una experiencia positiva en la que no se ponga en peligro la información personal del usuario, ampliando la oferta de pago en los comercios.