Las tarjetas de crédito ya duplican a las de débito en España

Una vez publicado el estudio sobre el uso de las tarjetas en nuestro país del Banco de España, es posible asegurar el rotundo éxito de este método de pago en nuestro país. El número de tarjetas en circulación ha crecido un 6,4 %, hasta alcanzar los 79,28 millones, lo que supone que ya superamos los 1,7 plásticos por habitante. El crecimiento ha sido mayor en tarjetas de crédito que en las de débito pues, según nos confirman desde el comparador financiero HelpMyCash.com, esta herramienta financiera está adquiriendo cada vez más popularidad en nuestro país.

El número de tarjetas de crédito es ya el doble que el de plásticos a débito. De los 79,28 millones de tarjetas en circulación, 52 son tarjetas de crédito, mientras que 26 son de débito. Esta tendencia creciente contrasta con la de otros países como Estados Unidos, donde el número de tarjetas de crédito ha caído en un 26,95 % desde el año 2.000 o Reino Unido, donde el número de plásticos a débito crece mientras que las tarjetas de crédito han descendido un 14 % desde 2.008.

Para pagar antes que para sacar dinero de los cajeros

Nuestro comportamiento con las tarjetas también ha evolucionado. En lugar de para sacar dinero de los cajeros, cada vez estamos recurriendo más al pago con tarjetas y menos al efectivo. Prueba de ello es la relación entre la reducción en la cifra de cajeros automáticos operativos en nuestro país y el inversamente proporcional aumento del número de terminales de puntos de venta.

Una de las claves del éxito en España de las tarjetas es la implantación de la tecnología contactless, que nos permite pagar pequeñas cantidades en todo tipo de comercios sin la necesidad de introducir el pin. Este avance fruto de la integración del NFC con estos plásticos ha cuajado especialmente bien en España. Según un estudio de la consultora Osborne Clarke, el 57 % de los españoles ya ha recurrido a este método de pago, lo que nos sitúa como los más adaptados a él en toda Europa.

Crece el número de operaciones, pero no tanto el importe medio

El contactless también parece haber favorecido que se utilice menos el efectivo para las pequeñas compras. Este dato es importante, pues con el pago con tarjetas se combate en gran manera la economía sumergida, que representa un alarmante 17 % del PIB en nuestro país, una cifra muy superior a la media del resto de Europa, a pesar de que ya se ha reducido en un 4,7 % desde 2.004. De hecho, ya conocemos la decisión de varios países que están intentando eliminar el cash de su sistema, como son los casos de Suecia y Dinamarca.

Este hecho se ve reflejado en la bajada de la cuantía media de los pagos realizados con tarjetas. Mientras que el número de pagos realizado con tarjetas ha sufrido un crecimiento del 12,6 %  interanual, el importe total que se ha pagado con tarjeta en nuestro país ha tenido un aumento inferior, en concreto del 8,71 %. Estos datos arrojados por el Banco de España nos dan como pago medio realizado con la tarjeta los 39,43 euros, un 3,45 % menos que el año pasado. Esto supone que cada vez utilizamos más las tarjetas para pequeñas compras y pagos.