El retraso en los pagos en España cerró 2017 por debajo de la media europea

Las empresas europeas pagaban con un retraso medio de 13,06 días en el último trimestre de 2017, la cifra más baja alcanzada hasta la fecha, según el Estudio sobre Comportamiento de Pagos de las Empresas en Europa realizado por INFORMA. Esta cifra baja ligeramente tanto respecto al trimestre anterior como desde hace un año cuando era de 13,47 días.

España, con 12,52 días de retraso medio entre octubre y diciembre, se comporta mejor, con una demora inferior a la media europea, en 0,54 días en este periodo. Las empresas españolas pagan con menor dilación que la media europea desde principios de 2016.

Según Nathalie Gianese, Directora de Estudios de Informa D&B, “aunque España ha reducido la diferencia positiva que tiene en el retraso medio en los pagos con Europa hasta 0,54 días en el último trimestre de 2017, el comportamiento ha mejorado mucho desde los cerca de siete días de diferencia a favor de la media europea en 2010”.

Portugal, con 25,83 días de retraso, es el país con peor comportamiento, aunque recorta sus cifras desde hace un año en 1,43 días. Italia es el segundo, con 17,98 días de demora, 0,64 menos que en el cuarto trimestre de 2016. Le siguen Irlanda, con una media de 16,97 días y un descenso de 2 días, el más abultado, y el Reino Unido, con 14,24 días y una disminución de 1,56 días en un año. Francia también supera la media europea este trimestre, 13,09 días, aunque baja 0,20 días desde hace un año.

Por debajo del promedio europeo, además de España, se sitúan: Bélgica, que reduce 0,22 días en un año para alcanzar 12,30, Alemania, que sube 0,20 y queda en 6,54, y los Países Bajos, con el segundo mayor descenso, 1,79 días, para cerrar el año con una demora media inferior a los cinco días, 4,60.

La diferencia entre el país que peor paga, Portugal, y el que mejor se comporta, Países Bajos, es en este cuarto trimestre de 21,23 días, similar a los 21,22 alcanzados entre julio y septiembre.