Un ‘coach’ energético para ayudarte a ahorrar

Precisamente eso es lo que hacen algunas comercializadoras de energía. Su servicio no consiste en vender energía a sus clientes. Es cierto que te dan el suministro de luz, pero siempre te lo cobran al precio de coste. Es decir, al mismo precio que compran ellos la energía.

El verdadero negocio de estas compañías, su papel, consiste en ser una especie de asesor energético, un ‘coach’ que te ayude a entender el sector, a entender tu consumo y tu contrato y después ayudarte a ahorrar con esa información.

La innovación es clave para este tipo de negocios. La tecnología es clave, y el Big Data también. Analizan periódicamente tu consumo, te hacen recomendaciones basadas en tus patrones y te dan consejos inteligentes, acordes a tu vivienda.

La innovación está en empoderar al cliente, en darles la información necesaria para que puedan reducir la factura energética lo máximo posible desde su panel de control. La innovación ‘tech-based’ es la que va a permitir al cliente entender y participar activamente el consumo energético, ser más eficiente y ahorrar respetando al medio ambiente.

Innovación para un consumo más eficiente

Cuando hablamos de innovación no solamente hablamos de analizar su consumo, sino de hacerle ver y hacerle entender. Por ejemplo, si tenemos en cuenta que las tarifas con discriminación horaria convienen a casi 9 de cada 10 hogares, pero que solamente el 12% la tienen contratada, vemos que hay un problema.

El trabajo de la innovación es hacer entender a los clientes qué les conviene y porqué. Las estadísticas están muy bien, pero el cliente quiere verse reflejado. Por ejemplo, diciéndole que está pagando 10€ más en la última factura por no tener esa tarifa. O que está pagando un 40% en la parte del consumo por no solicitar el Bono Social.

Desde Lucera, utilizan la información de su Calculadora de Ahorro para ofrecer formas de ahorrar en la factura de luz. Además de la citada tarifa de discriminación horaria o el Bono Social, el ajuste de potencia conviene a 1 de cada 4 hogares, pero eliminar los servicios extra también puede ayudar a ahorrar al 25,6% de viviendas a ahorrar unos 47€ de media al año.

Y todo por usar la información de forma innovadora en el sector energético.