10 consejos para hacer la declaración de la renta

¿Cuáles son las principales novedades de la declaración de la renta de este año que los ciudadanos deben tener en cuenta? ¿Hay nuevas deducciones que puedan afectar la cantidad a declarar?

Expertos en finanzas y derecho tributario de la UOC dan algunos consejos prácticos para hacer la declaración y explica cuáles son las principales novedades de esta campaña.

No esperar a los últimos días para hacer la declaración de la renta, puesto que pueden surgir problemas y dudas que no puedan resolverse a tiempo. Elisabet Ruiz, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC, afirma “cuanto antes empiece el contribuyente a mirárselo, mucho mejor”.
Comprobar que los datos que proporciona el programa y que, por tanto, tiene registrados Hacienda sean correctos. El contribuyente es el último responsable de acreditar que la información proporcionada es la correcta. La experta alerta de que sobre todo, es importante comprobar el valor de los bienes inmuebles porque a menudo son valores que salen del catastro y no del registro.

Cuando la declaración sale a pagar, lo más óptimo es solicitar el pago fraccionado en dos pagos y escoger la opción sin intereses (60% del pago ahora y 40% más adelante). En caso de pagarlo de forma fraccionada, tomar nota del segundo pago para disponer del importe cuando corresponda.
Comprobar que se han introducido todos los cambios producidos en 2018: en caso de tener hijos, hacerlo constar; en caso de haber tenido ingresos extras, también se debe incluir.

Si te has casado, debes comprobar si sale más a cuenta la declaración conjunta o la individual.

Revisar si la amortización de la hipoteca permite desgravación fiscal. “La ley cambió en 2013 y no es posible en todos los casos, también hay que tener en cuenta si se ha hecho alguna amortización anticipada”, detalla Ruiz, también investigadora del grupo DigiBiz de la UOC.
Tener presente que las facturas de actividades extraordinarias que se hayan devengado durante 2018 pero que no se hayan cobrado durante este año también forman parte de los rendimientos del trabajo. Estos importes, en principio, no tienen por qué estar registrados por Hacienda y, por lo tanto, habría que incluirlos en la declaración.

Revisar qué cambios ha habido respecto de lo que antes sí grababa y ahora no, como son las prestaciones por maternidad, que no graban en la declaración de 2018.

“Si en 2018 se han tenido ingresos extras no habituales (como herencias, despido, ganancias de un juicio u otros rendimientos del capital) y no se tiene muy claro cómo tienes que incluirlos, es recomendable que contactes con un gestor”, recomienda Ruiz.