5 consejos sobre recursos humanos para pequeñas empresas

Una empresa no puede prosperar sin un personal confiable, por lo que, independientemente de cuán pequeña sea tu empresa, los recursos humanos seguirán siendo crucial en tu viaje hacia el éxito.

recursos humanos

Si todavía no estás seguro desde dónde empezar estableciendo tu práctica de recursos humanos, entonces este artículo es para ti.Les hemos pedido a expertos que nos den pautas sobre cómo mantener las mejores prácticas de recursos humanos para ayudarte a hacer crecer tu negocio.

Aquí están los mejores cinco consejos de recursos humanos para pequeñas empresas de los profesionales.

  • Evita las infracciones de horas extras

Los propietarios de empresas muy pequeñas, a menudo, hacen todo por sí mismos, incluido los recursos humanos. Cuando esto implica leyes laborales, los empleadores deben conocer las mejores prácticas.

Los principales puntos de salario y horas a tener en cuenta: saber cómo se acumulan las horas extra, tener en cuenta las leyes estatales, clasificar correctamente a los empleados, rastrear el tiempo por horas y pagarles a los empleados todo el tiempo de trabajo.

Las penas por violar leyes de sobretiempo pueden ser muy costosas y el Departamento de Trabajo (o como se llame en tu país), realiza investigaciones rutinariamente. Para protegerte, cumple con las reglas y mantén registros precisos.

  • Establece un proceso de retroalimentación responsable

Tómate el tiempo de configurar un proceso de retroalimentación para los empleados de tu empresa. La retroalimentación es extremadamente importante para el crecimiento personal de los empleados, así como para el crecimiento de la empresa.

Para mantener a los empleados comprometidos, los funcionarios de recursos humanos pueden alentar el liderazgo para proporcionar a los empleados comentarios positivos y constructivos.

Si los empleados se toman el tiempo para desarrollar un trabajo de alta calidad, le corresponde a los gerentes y líderes reconocer sus esfuerzos y sus éxitos.

Una simple nota escrita a mano, correo electrónico o incluso una taza de café para felicitar a un equipo por el trabajo bien hecho es excelente para la moral, además que los alienta a que continúen con su buen trabajo.

  • Conoce la ley

Es importante entender las leyes federales cuando se trata de tus empleados. Las funciones básicas como la seguridad y la protección, las prácticas de contratación, la compensación y los beneficios requeridos, los horarios de trabajo y los tiempos de vacaciones son preguntas arremolinadas para cualquier propietario de una pequeña empresa.

Una vez que te hayas familiarizado con estas leyes y regulaciones, estás listo para seguir la siguiente área de enfoque.

  • Ignora mitos con respecto a los Millennials

Una de las cosas más inteligentes que se han escuchado en los últimos años con respecto a la práctica de los recursos humanos, es ser consciente de las formas en que te apoyas sobre los Millennials en el lugar de trabajo.

Los Millennials como equipo, están dedicados completamente a su trabajo, ansiosos por aprender, están llenos de ideas brillantes y sin miedo a compartirlas. Eso es bueno.

Regla general: si puedes cambiar “Millennials” en cualquiera de estas declaraciones por otro grupo marginado, y suena mal, no lo digas. También ten en cuenta, ya sea que te des cuenta o no, muchos estereotipos de Millennials son, específicamente, dirigidos a mujeres jóvenes (ser frívola, tomar selfies, estar en tendencias frívolas).

Este tipo de generalización puede referirse fácilmente (o conducir) a comportamientos sexistas o acoso entre tu personal, si no eres cuidadoso.

  • Asocia nuevos empleados con empleados antiguos

Es aconsejable hacer todo lo posible para reducir los riegos de desgaste y aumentar las posibilidades de tus nuevos empleados de encontrar la alegría eterna en su nuevo lugar de trabajo.

Los estudios demuestran que lo más importante que podemos hacer para aumentar sustancialmente la contratación de un nuevo empleado durante los, predecibles primeros meses de empleo, es hacer que forje una relación con alguien dentro de la empresa, que se sientan cómodos de atender con preguntas y para un consejo.

Esta persona no necesariamente tiene que tener un informe directo. De hecho, puede ser un compañero, o un gerente por nivel encima de ellos, en otro departamento.

Tener alguien a quien pueda recurrir el nuevo empleado, que pueda intercambiar ideas, medir el impacto de los anuncios de la compañía, personalidades, cambios dentro de la gerencia, etc., puede servir como un barómetro que puede calmar a un recién llegado al climatizarse a la cultura de la empresa.