Casi la mitad de las empresas españolas prevé una recesión en los próximos cinco años

La desaceleración económica, el descenso de las exportaciones y los mayores riesgos de deuda a futuro son tres de los factores que marcan el devenir de las empresas españolas en 2019.

El nuevo Informe Europeo de Pagos elaborado por Intrum, compañía líder en gestión de créditos y activos, apunta que el 44% de las empresas españolas encuestadas ve posible que se produzca una recesión en los próximos cinco años.

Sin embargo, esta cifra es nueve puntos menor que el promedio europeo (53%) y sitúa a España entre los cinco países más optimistas frente a la idea de una recesión, en línea con Francia.

Entre las casi 12.000 organizaciones entrevistadas en 29 países, las más positivas son las austriacas, ya que el 23% de las empresas de esa nacionalidad no prevé una recesión en los próximos cinco años. En el extremo opuesto se encuentra Grecia, donde el 93% de las compañías está preocupada por la recesión económica, bien porque considere que su país ya está inmerso en ese proceso, o bien porque cree que lo estará en los próximos años.