Cepyme destaca que las pymes crearán casi medio millón de empleos hasta 2018

El presidente de la patronal Cepyme, Antonio Garamendi, ha asegurado que las pymes crearán casi medio millón de empleos en 2017 y 2018, lo que, no obstante, supone una ralentización respecto a los 310.000 nuevos ocupados registrados en 2016.

Durante la presentación de un estudio sobre el empleo en las pymes, elaborado por Randstad y Cepyme, Garamendi ha asegurado que “los buenos datos” generados han sido posibles “gracias a la reforma laboral, que se puede profundizar más, y a la moderación salarial, fundamental para poder competir”.

Según el informe, la ocupación en las pymes mantuvo una tendencia positiva en 2016, con un ritmo de crecimiento anual del 3,4 %, alcanzando 310.000 afiliados más en el año, hasta suponer que las pequeñas y medianas empresas dan empleo al 71 % de los trabajadores en España.

No obstante, este ritmo de crecimiento interanual se ha ralentizado respecto al contabilizado en el tercer trimestre del año (3,9 %), debido a que entre octubre y diciembre se produjo una caída de la afiliación derivado del descenso en las actividades estrechamente vinculadas con la época estival.

Así, de cara a 2017 y 2018, el estudio contempla una tasa de crecimiento de la ocupación de entre el 2,5 % y el 2,6 %, con unos 240.000 nuevos afiliados de media al año.

Por tamaño, las empresas de entre 10 y 49 trabajadores se mantuvieron en 2016 como el segmento que mayor empuje ha aportado al crecimiento del empleo, aunque en términos absolutos, fueron las medianas empresas (50 a 249 trabajadores) las que realizaron una mayor aportación, sobre todo en sectores como el educativo y el comercio minorista.

Por el contrario, fueron las microempresas las que en mayor medida contribuyeron a la pérdida de dinamismo en el mercado de trabajo.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha clausurado el acto asegurando que las pymes “son motores de la recuperación del empleo en España” y “la parte más importante del tejido productivo”, por lo que es fundamental recuperarlas.

En este sentido, ha dicho que sólo han comenzado a operar una de cada tres pymes que cerraron en la crisis, por lo que es necesario favorecer su aparición y fortalecerlas para que crezcan y se expandan al exterior.

As, la ministra ha asegurado que no va a “estorbar”, sino que trabajará para eliminar trabas, seguir trabajando en la Ley de unidad de mercado, quitar barreras para que se centren en el corazón de su actividad económica y a apoyarlas.

No obstante, para Garamendi “queda mucho recorrido”, por lo que ha abogado por acabar con “la dualidad del mercado laboral, revertir los costes salariales para crear competitividad, facilitar la contratación y abordar la formación, porque hay colectivos cerca del paro estructural y empresas que ofertan puestos que no se cubren”.

En el mismo sentido, el presidente de Randstad, Rodrigo Martín, ha asegurado que “sería bueno que la pyme consiguiera entrar antes en el ciclo de creación de empleo, para lo cual son necesarias nuevas medidas con mayor flexibilidad y mejor acceso al talento disponible en el mercado”.