Cómo mejorar las ventas online

La venta ‘on line‘ está creciendo exponencialmente, esto es, cada vez se compra más en Internet a través de cualquier dispositivo, bien sean ordenadores, smartphones o tablets.

Estamos hablando del ecommerce o comercio electrónico que, por un lado, está viviendo una expansión imparable y, por otro, en el que cada vez resulta más difícil posicionarse y conseguir ventas, tanto por la competencia como porque no es fácil destacar en el mundo virtual.

Como suele ocurrir en toda venta, la clave está en captar y fidelizar al cliente, para lo cual resulta fundamental, según los expertos, contar con estrategia, marketing, programación y diseño on line, pero también vincular emocionalmente al usuario, todo ello con el fin último de incidir en algo tan fundamental como el tráfico o las posibles transacciones por este medio.

A continuación, recogemos algunas recomendaciones de estos profesionales, de cara a tener éxito en un mercado electrónico cada día más importante:

Posicionarse en los buscadores

Es lo que se conoce como posicionamiento SEO o técnica para lograr la visibilidad y atraer tráfico en internet, consistente básicamente en:

a) Contar con una información completa y descriptiva, como por ejemplo un dominio con los términos clave del negocio o una página clara a la vez que creativa. Indudablemente, resulta fundamental la apariencia visual de la web, con una estructura, colores y elementos que cumplan esta función estratégica, a la vez que la hagan legible. Así como un diseño de la misma que guie fácilmente al usuario y le permita acceder a la información de forma rápida.

b) Según los expertos, para lograr un buen posicionamiento en internet también resulta recomendable crear un blog relacionado con los productos o servicios y complementario a la tienda online, con el fin de darle valor añadido a la posible clientela. Ello puede hacer que la página web esté más actualizada, demostrar dominio del producto o servicio, lograr un posicionamiento más natural y, en definitiva, incidir en que se incremente el tráfico, la notoriedad, las interacciones y, por ende, las ventas.

Tener en cuenta los aspectos técnicos

Se trata de que el usuario tenga una buena experiencia visitando nuestra página, para lo que también resulta necesario, a la vez que eficaz, contar con unos buenos tiempos de carga, que los enlaces funcionen correctamente, un mapa de la web o Sitemap, así como la compatibilidad o accesibilidad desde los distintos dispositivos posibles.

Hacer patrocinios publicitarios

Es lo que se conoce como método SEM, o publicidad patrocinada, con el fin de generar contactos y atraer clientes potenciales cuando están buscando algo relacionado con el producto o servicio en cuestión. El buscador cobra por cada clic que se haga sobre el anuncio, mientras que los anuncios aparecen junto con los resultados de búsqueda cuando se pone alguna de las palabras clave en el buscador correspondiente.

Promocionarse en redes sociales

Hay que darse a conocer y, en eso, las redes sociales suponen plataformas básicas para lograr difusión. Para ello, una buena estrategia, según los profesionales, son las ofertas y promociones en estas redes, bien para la prueba de productos o servicios, para lograr cupones o descuentos, conseguir muestras, regalos, etc. También resulta fundamental lograr una estrategia de comunicación que siga una línea determinada, profesional, coherente, sin ambigüedades y generando convicción, cercanía, confianza y persuasión.

Medición de resultados y mejora de estrategia

Con el fin de detectar cuanto antes los posibles errores, tanto a la hora de captar visitas como efectuar ventas. Algunos buscadores (por ejemplo Google Analytics) ofrecen herramientas para medir y analizar los posibles fallos de la web. Entre las conclusiones y mejoras más habituales encontramos: tener un hosting o alojamiento web adecuado, que la página sea segura (configuración de la dirección https), cuidar la calidad de la programación, verificar el funcionamiento de la web en dispositivos y navegadores, vigilar el peso óptimo de la web, así como el posicionamiento SEO antes referido.