Cualidades para ser un buen emprendedor

EMPRENDEDORES-VERDESEl emprendedor es la figura clave de toda empresa. De hecho es la persona que convierte una idea en un negocio que genera empleo y riqueza.

Pero los emprendedores deben tener una serie de cualidades, porque no todas las personas servimos para levantar un negocio. En la actualidad, a los emprendedores que más repercusión tienen se les puede asociar una serie de características comunes, como por ejemplo ser jóvenes, con estudios del sector de las ingenierías y tener un negocio relacionado con el ámbito de las tecnologías de la comunicación (TIC). Sin embargo, de vez en cuando, surgen emprendedores que no tienen una formación académica brillante, ni siquiera título universitario. Son personas que llevan innatas ciertas cualidades y que las saben aprovechar según la demanda del mercado. ¿En qué categoría te encuentras?

Principales cualidades si quieres ser un buen emprendedor

 

  • En primera posición, lo más importante y natural: hacer algo que lleves dentro y con lo que disfrutes. Los mejores emprendedores son personas que hacen lo que les gusta. A partir de la lluvia de ideas que tienen constantemente, fruto de hacer aquello que les llena más, surge la idea de convertir todas esas ideas y conocimientos en un negocio.
  • Estar abierto a las ideas. A veces el negocio llega a un punto de estancamiento. Debes estar abierto a posibles cambios, aunque no los hayas planeado. Si tienes que desvirtuar ligeramente las ideas iniciales para poder continuar el negocio con solvencia, como buen emprendedor no tendrás reparo en hacerlo.
  • Motivación. Has de tener alta dosis de motivación. Esto tiene un doble efecto. Por una parte, es positivo para la buena marcha del negocio, y por otra, tiene un efecto contagioso para los empleados porque les harás sentirse bien.
  • Buenos comunicadores. Esto significa que sepas comunicarte con tu entorno. Ten empatía y muéstrate accesible, son cualidades de obligado cumplimiento para los buenos emprendedores.
  • Persistencia. La persistencia entra en juego, sobre todo, cuando surgen imprevistos y las cosas no van como uno esperaba. Un buen emprendedor se caracteriza por no darse por vencido y saber afrontar los contratiempos para volver a poner las cosas en su buena dirección.
  • Asertividad. La persona asertiva es aquella que tiene sus objetivos claros y definidos, pero son realistas y saben que no siempre se consigue ganar. A pesar de tener las ideas claras y luchar por ellas, son directivos con un estilo delicado de comunicación, no quieren ofender a los demás y logran controlar sus emociones para llegar al objetivo deseado sin menospreciar ni ofender a sus interlocutores.

 

Con todo, estas son las principales cualidades que debes reunir para ser un buen emprendedor. Sin embargo, podríamos nombrarte muchas más ya que, al fin y al cabo, un buen emprendedor es algo tan complejo como llega a ser una persona.