El 100% de la electricidad consumida por AXA España procede de fuentes renovables

Toda la electricidad consumida por AXA España en 2018 procedió de fuentes renovables, es decir, fue libre de emisiones de CO2. Con este hito la filial española del Grupo AXA se adelanta 7 años al compromiso anunciado en 2017, tras su adhesión a la iniciativa mundial RE100, y por el que se fijaba 2025 como fecha en la que el 100% de la energía eléctrica consumida en sus centros de trabajo procederá de fuentes renovables.

Además de utilizar electricidad 100% renovable en todos sus centros de trabajo, AXA España lleva años
haciendo un gran esfuerzo por reducir su huella de carbono. Entre los aspectos más relevantes cabe destacar el cambio de sede en Madrid, cuyo edificio es uno de los dos únicos en España con doble calificación Leed Platinum, máximo estándar de sostenibilidad.

La digitalización de las comunicaciones a los clientes, la reducción de los desplazamientos por el uso de
las nuevas tecnologías y la implantación del teletrabajo, o el fomento de medios de transporte menos
contaminantes, como el tren frente al avión, son algunas de las múltiples iniciativas que AXA España ha
impulsado en los últimos años y que han posibilitado una fuerte reducción de los consumos y de las emisiones de CO2 desde 2012.

Evolución de los consumos 2012- 2018:

  • El consumo energético ha disminuido un 40%, con más de 6.000 MWh. Un ahorro energético
    equivalente al consumo anual de 1.900 hogares españoles.
  • El consumo de papel se ha reducido un 63%, con un ahorro de más de 525 toneladas.
  • El 97% del papel consumido en 2018 es reciclado o de origen certificado, frente al 42% en 2012.

Evolución de las emisiones 2012-2018:

  • La reducción en este periodo ha sido del 68%, pasando de más de 8.300 toneladas equivalentes de
    CO2, a algo más de 2.600.
  • Las emisiones por el consumo de energía se ha reducido un 79%.
  • Las emisiones por los desplazamientos en tren y avión se han mitigado un 74%, y las producidas por los desplazamientos en coche de empresa un 26%
  • Las emisiones por el uso de papel han descendido un 68%

Además, como medida para continuar impulsando la reducción de los consumos y emisiones en los
próximos años, AXA España ha decido dar un paso más y compensar voluntariamente la totalidad de sus emisiones de CO2 generadas en 2018 por el consumo energético de sus oficinas, el uso de papel y los desplazamientos en avión, tren y coche.

Esta compensación se realizará a través de un proyecto de energías renovables o reforestación en países
en desarrollo. Dicho proyecto estará verificado de acuerdo a alguno de los estándares del Mercado Voluntario de Carbono, y será escogido por los empleados de la compañía.

Junto a este proyecto de compensación, la compañía impulsará a través de su entidad de voluntariado
AXA de Todo Corazón diferentes iniciativas locales para cuidar el medioambiente. Solo en 2018, más de
500 voluntarios participaron en diversas actividades relacionadas con el cuidado del planeta, como la limpieza de ríos, bosques, playas y embalses… o la reforestación de árboles y plantas en espacios y reservas naturales de toda España.