El 63% de los desempleados con discapacidad cree que no encontrará trabajo en 2019

Por segundo año consecutivo, la Fundación Adecco presenta el informe ¿Qué 3 deseos le piden al nuevo año las personas con discapacidad?, un trabajo cuyo propósito es dar voz a las personas con discapacidad, poniendo de relieve sus necesidades, demandas y reivindicaciones. Este trabajo basa sus conclusiones en una encuesta a 200 personas con diferentes tipos de discapacidades residentes en España, todas ellas en edad laboral.

Cabe señalar que el empleo siempre ha estado muy presente entre las aspiraciones de las personas con discapacidad, como eje que favorece su autonomía, realización personal, normalización e inclusión sociolaboral. Las cifras oficiales reflejan un incremento de la contratación de personas con discapacidad; sin embargo, su presencia en las empresas ordinarias aún resulta exigua.

El reto para 2019 es, según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco: “promover y afianzar su presencia en la empresa ordinaria, el entorno donde la inclusión alcanza su máxima coherencia, pasando la discapacidad a un segundo plano y cobrando protagonismo el talento y las fortalezas profesionales”.

Estas son las principales conclusiones:

  • Detrás de esta desconfianza se encuentra una prolongada situación de desempleo: un 76% lleva más de un año buscando trabajo sin éxito.
  • El empleo se encuentra, sin embargo, en el centro de los deseos de las personas con discapacidad. Un 71% pide a 2019 un puesto de trabajo, pero añade que éste sea digno, que se le valore por su talento y que no se le considere “una cuota”.
  • Por detrás, los encuestados destacan la salud como segundo deseo prioritario (33%), seguido del fortalecimiento de los recursos económicos destinados a la discapacidad (22%), la mejora de su formación (21%) o la posibilidad de llevar una vida independiente (13%).
  • Un 77% considera que, a pesar de la legislación, la discapacidad sigue siendo un obstáculo para acceder al mercado laboral, así como para promocionar y ocupar puestos de mayor responsabilidad (89%).
  • Otra inquietud destacada es la accesibilidad tecnológica: el 80% reclama un acercamiento del mundo tecnológico al ámbito de la discapacidad, de cara a que los programadores y expertos sean conocedores de sus necesidades y puedan dar a la tecnología una dimensión más social.
  • El empleo no desaparece de entre las inquietudes de las personas con discapacidad que ya lo tienen, estando presente en el 60% de sus respuestas. Entre éstos, destacan aquellos que piden a 2019 conservar su puesto de trabajo (90%), así como la normalización de la discapacidad en las empresas o la potenciación de fórmulas de flexibilidad como el teletrabajo.