El despegue de las startups empieza a despertar el interés de los inversores en España

La Fintech October reunió a Crowdcube, Seaya Ventures, Wave y Wayra para analizar el ecosistema de startups en España y su evolución. El aumento en el volumen de inversión y los cambios regulatorios están contribuyendo al desarrollo del ecosistema emprendedor en España.

La cultura emprendedora muestra un rápido crecimiento en España. En 2018, se fundaron un total de 4.115 nuevas startups, un 56% más de las que se crearon tres años atrás, según las cifras que recoge el Mobile World Capital Barcelona en la cuarta edición de su informe Startup Ecosystem Overview 2019. Este desarrollo ha ido acompañado de un aumento en el volumen de inversión, que en 2018 alcanzó los 1.312M de euros, un 128% más que en 2015.

El sector en general está viviendo un proceso de maduración que también se ve reflejado en los cambios regulatorios que se están produciendo, como, por ejemplo, la nueva “Ley de las startups” que está impulsando el gobierno y que ha sido apoyada por asociaciones como ASCRI y AEFI. Esta nueva normativa está siendo impulsada a la vez que se evalúa la creación de un banco de pruebas (“sandbox”) para las empresas financieras tecnológicas antes de su aprobación en el Consejo de Ministros. Otro ejemplo es la Ley de Fomento de la Financiación Participativa aprobada hace cuatro años para regular a las plataformas de crowdfunding.

El desarrollo del sector, así como las fuentes de financiación para el desarrollo de una startup fueron analizados en el Meet up October: VC & Startups: su ecosistema y evolución en España que organizó la Fintech October, y en el que participaron Pepe Borrell, director general de Crowdcube para el sur de Europa; Luis Gelado, CFO y COO de Wave; Paloma Castellano, directora Wayra Hub Madrid; Víctor López Garay, Principal en Seaya Ventures; y Camille David, responsable de relación con inversores de October.

Para Paloma Castellano, directora Wayra Hub Madrid, el hub de innovación abierta de Telefónica, el ecosistema de emprendimiento en España está en un nivel medio de madurez si se compara con otros países. “El ecosistema está madurando poco a poco y hoy en día hay muchos fondos de inversión europeos que miran a España como una oportunidad no solo por el precio del talento, sino también por la calidad de vida, entre otros. El ecosistema ha crecido y lo seguirá haciendo a medida que consigamos tener más exits (fusiones y adquisiciones) y que las grandes empresas, como las del IBEX, compren más startups y ayuden a impulsar el ecosistema”, añadió.

La evolución positiva del sector también se ve respaldada por el aumento de la inversión, explicó Víctor López Garay, Principal en Seaya Ventures. “España es un país excelente para invertir y para emprender, aunque de momento estemos un poco por detrás con respecto a otros países. Desde Seaya hemos observado como en España, tanto el volumen de inversión como otros indicadores clave se han multiplicado en los últimos años. Hace cuatro años era difícil ver startups españolas líderes internacionales de su categoría y sin embargo eso está cambiando radicalmente”, señaló.

Esa mayor apuesta por el ecosistema de emprendimiento español también fue reconocida por Camille David, responsable de relación con inversores de October, sin embargo, puntualizó que el “mercado de venture capital es bastante reducido en términos de actores en España y tiende a ser conservador en comparación con otros países. Esta aversión al riesgo responde a la falta de liquidez del mercado, una de las razones por las cuales los inversores se decantan por las fusiones y adquisiciones a diferencia de otros países donde se puede acudir más a los venture capital o private equity”, precisó Camille.

Desde su experiencia personal, Pepe Borrell, director general de Crowdcube para el sur de Europa, reconoce que este proceso de maduración del ecosistema de emprendimiento español está teniendo un efecto muy positivo en los inversores institucionales, entre quienes crece el interés por participar en rondas de financiación de coinversión junto con inversores retail. “Crowdcube ya ha realizado 6 rondas de financiación propias, 4 de ellas a través de nuestra propia plataforma de inversión, en las que hemos contado con el apoyo de 6.000 inversores privados y 3 venture capital”, detalló.

Para Luis Gelado, CFO y COO de Wave, el ecosistema de emprendimiento es muy diferente al que teníamos en 2008, pero sigue siendo necesario realizar cambios para llegar al nivel que tienen muchos otros países, donde hay más posibilidades de financiación para una startup. “Estoy seguro de que si hubiésemos empezado en EEUU cuando lanzamos Wave en 2014, hoy estaríamos mucho más lejos”, añadió.