Estrategias de atención al cliente que harán crecer tu negocio

Diseñar estrategias de atención al cliente que hagan crecer nuestro negocio es esencial para mantener un proyecto de éxito y ampliar nuestra cartera de contactos.

Conocer bien esas habilidades nos ayudará también a fidelizar a nuestros clientes actuales, abriéndonos paso entre nuestros competidores.

Estas son las 9 estrategias de servicio al cliente que debes tener en cuenta:

Ofrece tu ayuda de forma activa

El cliente quiere que le ayudemos. Muestra siempre tu disposición a satisfacer sus necesidades, escucha con atención, documenta sus requerimientos. Es importante saber canalizar las quejas de nuestros clientes a través de la persona más adecuada, atender siempre sus consultas y tener en cuenta sus sugerencias para que el cliente valore la calidad en el servicio que ofrecemos.

Actúa con rapidez ante sus inquietudes

Una de las cosas que más valoramos como clientes es la rapidez a la hora de resolver nuestras dudas y también, nuestras quejas. No hagas esperar a tu cliente y reduce todo lo posible los tiempos de espera; tu cliente lo valorará. Asesórale, ofrécele todas las garantías.

Habla el idioma del cliente

Cuando un cliente pide explicaciones quiere comprender lo que le respondemos. En otras palabras, habla su idioma y evita tecnicismos, lo mejor es ponerse en su lugar y hacerle ver que entendemos sus necesidades, aspecto clave cuando hablamos de atención al público.

Emplea un lenguaje positivo

Huye de la palabra “no”. Actúa con honestidad, pero evita el lenguaje negativo que dé la impresión de incompetencia o falta de profesionalidad. En lugar de “no podemos ayudarle”, ofrece alternativas y concédeles el tiempo necesario para que se sientan bien atendidos.

Personaliza el trato al cliente

Tus clientes no quieren sentirse un mero número en tu lista de contactos. Quieren que les conozcas y quieren sentirse importantes. Parte de tu estrategia de atención al cliente debe ser darte a conocer personalmente: puedes enviar emails personalizados, utilizar el nombre de pila de la persona en las llamadas telefónicas, etc. Un pequeño gesto puede marcar la diferencia.

Demuestra profesionalidad

Ser profesional puede traducirse en ser honestos. En otras palabras, cumple aquello que prometes y no prometas lo que no puedes cumplir. La profesionalidad es una de las cualidades más importantes a la hora de valorar un servicio.

Vigila el índice de satisfacción

La mejor manera de fidelizar a tus clientes será siempre ofrecerles un buen servicio. Pon todas tus energías en garantizar su satisfacción y efectúa un seguimiento para garantizar que tu producto alcanzó los resultados esperados. Ofrece tu disposición a continuar la relación con tu cliente como parte esencial de tu estrategia.

Utiliza estándares de medición

Establece estándares o patrones que eviten valoraciones subjetivas. Incorpora en tus procesos internos variables de calidad y desempeño susceptibles de ser medidas de forma objetiva. Llevarás un control mucho más fiable del crecimiento de tu negocio.

El cliente es el centro de tu empresa

Sitúa al cliente en el centro de las decisiones de tu negocio. Adapta tus servicios a sus necesidades, innova en base a las sugerencias de tus clientes. Atrévete con nuevas ideas, productos y servicios para mejorar la experiencia de tus usuarios.