La economía española crecerá el doble y creará un millón de empleos al año si se digitaliza

La Producto Interior Bruto (PIB) de España podría duplicar su actual tasa de crecimiento –para este año se prevé un alza del 2,4%– y crear hasta un millón de empleos cada año si la economía termina por apostar por la digitalización a través de nuevas herramientas como la Inteligencia Artificial (IA), el ‘Big Data’ o el Internet de las Cosas.

Según se desprende del libro ‘Inteligencia Artificial, Internet de las Cosas, Big Data y Éxito Empresarial’, de Jorge Díaz Cardiel, solo sería necesario que el país duplicase su inversión pública y privada en Investigación y Desarrollo (I+D+i), junto con otra serie de factores.

Entre ellos se encuentran la potenciación de la industria y la manufactura, la canalización al sector de las Tecnologías de la Información de una economía del conocimiento o una fuerte inversión pública en educación digital y financiera en escuelas y universidades.

Además, el mercado laboral necesita desprenderse del lastre de la temporalidad y de la precariedad, de forma que se fomente la creación de empresas y de ‘clusters’ empresariales, que, como en Silicon Valley –sede californiana de las principales empresas tecnológicas del mundo–, los forman empresas que crean un ecosistema autosuficiente de prestación de servicios.

LA IMPORTANCIA DE LAS EMPRESAS SISTÉMICAS

En España, compañías como Telefónica y sus filiales Business Solutions o Telefónica Empresas crean este tipo de soluciones tecnológicas y se transforman digitalmente por dentro, mientras que otras grandes compañías digitalizadas de todos los sectores ayudan a pymes y al sector público en su proceso hacia la transformación digital.

Entre ellas se encuentran la Fundación Bancaria La Caixa, Telefónica, CaixaBank, Cellnex Telecom, El Corte Inglés, Inditex, Naturgy, Iberdrola, Banco Santander, Bankinter, Mercadona, Meliá Hotels International o Mapfre.

En su conjunto, los sectores económicos más beneficiados por esta transformación digital en España, como en el resto de los países de la OCDE, serán Distribución, Banca y Finanzas, Turismo, Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información, Gestión de Infraestructuras y Seguros.

CASI 4 BILLONES DE INVERSIÓN AL AÑO

Por su parte, en el resto del mundo el PIB aumentará hasta en 40 billones de euros entre 2020 y 2030, lo que representa la mitad del valor total de la economía mundial cada año –ahora en el entorno de los 80 billones–, si las economías impulsan e implementan estas tecnologías de información digital.

Según el texto, que se publica el próximo lunes, este crecimiento de la economía en la próxima década sería el más intenso desde la expansión económica de los años 50 y 60, la edad dorada de la computación en los años 90 y la expansión económica producida tras la última gran recesión desencadenada en 2007.

Esta cantidad generada en forma de retorno para la economía mundial se ha calculado en torno a los 3,99 billones de euros de inversión por parte del sector público y privado en digitalización que ya se está produciendo en 2019 y que, de seguir así, revertiría en 40 billones en solo 10 años.

La obra recoge, asimismo, la experiencia en transformación digital, con más de 700 proyectos de consultoría y 600 estudios sobre digitalización realizados en la última década por Advice Strategic Consultants.