LA EPA confirma la desaceleración en el empleo y sigue sin reflejar la realidad del trabajo autónomo

Los datos de empleo que muestra hoy la Encuesta de Población Activa correspondientes al tercer de 2018 confirman la desaceleración en el empleo en el último año. Entre septiembre de 2017 y septiembre de 2018, el empleo ha crecido en 478.800 personas (un 2,51%). En el mismo periodo de del año pasado (sept 2016 – sept.20147) el empleo se incrementó en 521.700, y un ritmo de crecimiento del +2,8%.

Además, el número de desempleados, la EPA muestra como en los 12 últimos meses el paro ha disminuido en 405.800 personas (–10,87%). En el mismo periodo pero del año anterior (sept. 2016 – sept. 2017) el paro se redujo un -13,6%, en 581.100 personas.

Lo mismo ocurre con el colectivo de autónomos. Si este año hablamos de que en términos interanuales el número de trabajadores por cuenta propia descensión en 49.700 autónomos, un descenso del -1,57%. El año pasado la EPA mostraba en estas mismas fechas un crecimiento interanual de +19.300 autónomos.

“La EPA refleja en el último año una ralentización en cuanto al ritmo de crecimiento del empleo y en la reducción del número de desempleados. Además, también se da una ralentización en cuanto al número de hogares que tienen a todos sus miembros activos trabajando, que sui bien en la EPA del tercer trimestre de 2017 se decía que habían aumentado en 412.300 en los últimos doce meses, hoy hablamos de un crecimiento de 315.800 hogares”, apunta Lorenzo Amor, presidente de ATA.

Así, desde ATA ponemos una vez más de manifiesto cómo lejos de reflejar una tendencia en cuanto a la evolución de los autónomos, lo que hace es marcar una tendencia totalmente contraria y distorsiona lo que ocurre con los registros de Seguridad Social.

Así, en cuanto a la evolución del colectivo de autónomos en el último año, la EPA refleja que se han perdido 49.700 trabajadores por cuenta propia desde septiembre de 2017, de los que 45.700 son autónomos sin trabajadores a su cargo y 16.900 son pérdida de autónomos dados de alta como familiar colaborador. Frente a estos datos la EPA refleja un crecimiento de +11.700 autónomos empleadores y de +1.200 autónomos miembros de cooperativas.

“Nuevamente la EPA nos ha sorprendido, cuando marca que en los últimos doce meses el colectivo de autónomos desciende en 49.700 personas, cuando los datos oficiales de la Seguridad Social muestran un crecimiento en el último año de 37.161 autónomos más. Aunque reconocemos que es una encuesta, ni marca la realidad del trabajo autónomos que si refleja la Seguridad Social ni marca la tendencia real del colectivo, al distorsionar la realidad de los registros de la Seguridad Social”, señala Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA.

Como hemos dicho, los autónomos sin asalariados sin embargo se han reducido en 45.700 personas en el último año frente al crecimiento de los empleadores en 11.700. “Datos que nuevamente vienen a desmotar los argumentos de aquellos que afirman que el empleo que se está generando es de falsos autónomos, pues éstos se encajan dentro del colectivo de trabajadores por cuenta propia sin personal asalariado a cargo, que son los que precisamente mayor descenso registran”, remarca Lorenzo Amor.

Desde ATA reclamamos estabilidad, confianza y certidumbre. “Estas son las recetas necesarias para crear un clima que permita generar actividad económica, emprendimiento y empleo. Subir impuestos y aumentar las cotizaciones a los autónomos no son precisamente medidas que estimulen la creación de empleo, el emprendimiento y la actividad económica”, señala Lorenzo Amor.