La facturación de los servicios urbanos crece más de un 2%

Según el Observatorio Sectorial DBK de INFORMA, el negocio generado en España por las empresas dedicadas a la actividad de servicios urbanos alcanzó en 2017 los 5.470 millones de euros, un 2,2% más que en 2016, año en el que la variación había sido del 1,0%. Se prevé un mantenimiento de esta tendencia en 2018, con un crecimiento estimado de en torno al 2%.

El valor de este mercado ha venido acelerando moderadamente su ritmo de crecimiento, en un contexto de aumento de la producción de residuos generados, creciente volumen de residuos tratados y leve recuperación de la inversión en esta área de las Administraciones locales y regionales.

El segmento de recogida y transporte de residuos es el de mayor participación en el mercado nacional, con un volumen de negocio en 2017 de 1.955 millones de euros, el 35,7% del total, contabilizando un crecimiento del 1,3% respecto al año anterior. La facturación derivada del tratamiento y eliminación de residuos, el segmento más dinámico, se cifró en 1.480 millones de euros en ese año, un 4,6% más respecto a 2016, alcanzando un peso del 27,1% en el total.

Los servicios de limpieza viaria conforman el tercer segmento más importante, generando en 2017 ingresos por valor de 1.290 millones de euros, un 1,6% más, con una participación del 23,6% en el mercado total. El área de otros servicios reunió el 13,6% restante.

La actividad en el exterior de las empresas españolas de servicios urbanos representó el 25% de su volumen de negocio total, unos 1.800 millones de euros. Se aprecia un fuerte incremento de la competencia a escala internacional.

Los cinco primeros operadores en términos de facturación por prestación de servicios urbanos en España reunieron en 2017 el 68,9% del mercado total, elevándose esta participación hasta el 75,4% al considerar a los diez primeros.

Los grandes grupos privados acaparan un creciente número de concesiones. Además, su política de adquisición de empresas ya establecidas les ha permitido ampliar su dimensión y capacidad de diversificación por actividades y zonas geográficas, lo que ha fortalecido su liderazgo.